Di yo soy tu - Rumi-

martes, 1 de diciembre de 2009

Nasrudín visita la India.


El célebre y contradictorio personaje sufí Mulla Nasrudín visitó la India. Llegó a Calcuta y comenzó a pasear por una de sus abigarradas calles. De repente vio a un hombre que estaba en cuclillas vendiendo lo que Nasrudín creyó que eran dulces, aunque en realidad se trataba de chiles picantes. Nasrudín era muy goloso y compró una gran cantidad de los supuestos dulces, dispuesto a darse un gran atracón. Estaba muy contento, se sentó en un parque y comenzó a comer chiles a dos carrillos. Nada más morder el primero de los chiles sintió fuego en el paladar. Eran tan picantes aquellos “dulces” que se le puso roja la punta de la nariz y comenzó a soltar lágrimas hasta los pies. No obstante, Nasrudín continuaba llevándose sin parar los chiles a la boca.
Estornudaba, lloraba, hacía muecas de malestar, pero seguía devorando los chiles. Asombrado, un paseante se aproximó a él y le dijo:
–Amigo, ¿no sabe que los chiles sólo se comen en pequeñas cantidades?
Casi sin poder hablar, Nasrudín comento:
–Buen hombre, créeme, yo pensaba que estaba comprando dulces.
Pero Nasrudín seguía comiendo chiles. El paseante dijo:
–Bueno, está bien, pero ahora ya sabes que no son dulces. ¿Por qué sigues comiéndolos?
Entre toses y sollozos, Nasrudín dijo:
–Ya que he invertido en ellos mi dinero, no los voy a tirar.

*El Maestro dice: No seas como Nasrudín. Toma lo mejor para tu evolución interior y arroja lo innecesario o pernicioso, aunque hayas invertido años en ello.

Les deseo día lleno de felices momentos.

5 comentarios:

sankaradas dijo...

Gracias Azul.

Nasrudin siempre ha sido un ejemplo para mi.

Namasté.

thot dijo...

Azul, me encanta este cuento !!! Hace poquitos días se lo conté a alguien muy especial por teléfono y ahora lo encuentro de nuevo aquí. Qué casualidad !!!!jeje. Mira que hay cuentos y ha tenido que ser este. Me encanta.
A Narusdin el faltó humildad para reconocer que se había equivocado y siguió comiéndose los chiles, no se quería desprender de su error, de lo que le perjudica.
Un beso amiga.

arianna dijo...

Me has hecho sonreir sin ir más allá, pensando en lo mal q. lo tuvo q. pasar por no deshacerse de algo q. le habia costado conseguir a pesar de molestarle, somos así de imbéciles a veces

felices momentos para tí Azul

gb dijo...

Buenos días AZUL

Muy buena la lección del Mulla, que nos invita a la reflexión personal: de eso a lo que estoy enganchado desde hace tiempo, que sigo haciendo por rutina, por que me costó mucho esfuerzo lograrlo.

Sombras que se reflejan en las paredes invisibles de un sueño.

namasté

pranava das

azul dijo...

Buenas noches amig@s, de nuevo en casa tras unos días de ausencia disfrutando momentos felices con la familia.

Gracias a ti querido Sankaradas por estar por aquí.

Un abrazo

Namasté

Querido Thot, me alegra que te haya gustado, y que hayas disfrutado de tu viaje a Lisboa, paso por tu blog.
Un beso.

Querida Arianna
Gracias por estar, es un placer y una alegría leerte aquí y en tu mágnifico blog, siempre me hacen reflexionar.
Un abrazo.

Hola pranava das
Gracias por tu visita, tus palabras han sido muy valiosas, aunque no sepa en este momento explicarlo.

Namasté